Saltar al contenido

En busca de la felicidad

26/11/2017

Desde hace un par de meses estoy aprendiendo sobre Calidad de los sistemas informáticos. En el mundo empresarial, ofrecer un producto o servicio de Calidad puede llevarte a liderar el mercado superando con creces a tu competencia. Sin embargo la búsqueda de la Calidad no concluye al conseguir un buen producto: contempla mucho más.

Podríamos definir Calidad como la conformidad con las expectativas de producto, de proceso y humanas, de todos los implicados en un proyecto. Como mencionaba, el producto no es el único pilar a tener en cuenta. ¿Dónde quedan los procesos? Y lo más importante: ¿dónde queda la conformidad con las expectativas humanas?

El libro Calidad, Productividad y Competitividad: la salida de la crisis es ya un clásico en el sector, y bajo mi punto de vista una verdadera joya. Su autor, W. Edwars Deming, establece 14 principios para ser productivos y competitivos, tomando como base y principal fundamento el concepto de Calidad total, principios de entre los cuales destacaré y matizaré algunos enfocados en los recursos humanos.

Aprecia la mano de obra

A pesar de la automatización la mano de obra sigue siendo necesaria. Las personas siguen formando parte de los procesos en gran cantidad de proyectos, con sus pros y sus contras. Los sentimientos forman parte de nuestra humanidad: eliminar los elementos que privan a la gente de la alegría en su trabajo es indispensable. Entiende y aprecia a las personas, y si es necesario, deshazte de evaluaciones anuales o sistemas de méritos que otorgan rangos y crean competición y conflictos. Cuanto más cómodo se sienta un empleado en su puesto de trabajo, más productivo será y más competitiva hará a su empresa.

Fomenta el orgullo por el trabajo

Los empleados deben sentirse satisfechos con el trabajo que realizan, teniendo en cuenta todo el proceso y no contemplando únicamente resultados. Potenciar el orgullo por el trabajo avivará en cada profesional el deseo de mejorar día tras día, enriqueciendo sin lugar a dudas el producto final. Si durante el proceso alguien encuentra algún obstáculo que le impide hacer bien su trabajo y sentirse orgulloso, elimínalo.

Implanta la formación y la capacitación

Los tiempos en los que un contrato fijo garantiza el salario de por vida y posterior jubilación han pasado a un segundo plano. En una época marcada por los constantes avances científicos y tecnológicos, reciclarse y aprender a pivotar es esencial para nuestra supervivencia. Establecer en las empresas programas vigorosos de educación y auto mejora hará de cada individuo un mejor profesional.


Relacionado | Calidad, Productividad y Competitividad: la salida de la crisis (W. Edwars Deming)